La Tarjeta Azul Europea es un permiso de trabajo para poder trabajar en Europa. Esta tarjeta azul otorga entrada y residencia solamente a trabajadores altamente cualificados.

La tarjeta azul para trabajar en Europa se introdujo por el Consejo Europeo el 25 de mayo de 2009, y está diseñada para nacionales de terceros países que desean venir a Europa por motivos profesionales.

La Unión Europea está buscando distintas maneras de regular la llegada de extranjeros al continente y mejorar los controles migratorios. Además de la Tarjeta Azul Europea, se puede solicitar la visa Schengen para trabajar en los países miembros del Espacio Schengen. De acuerdo a la nacionalidad del extranjero y otros requisitos adicionales este podrá solicitar la tarjeta azul o la visa Schengen de trabajo.

Aparte de la visa Schengen o la tarjeta azul, la UE introducirá una autorización de viaje electrónica, ETIAS, para ciudadanos de terceros países exentos de visa. ETIAS, por sus siglas en inglés, será un sistema electrónico de autorización de viaje diseñado para determinar la elegibilidad de los viajeros antes de que lleguen a Europa.

Sin embargo, ETIAS no reemplazará la tarjeta azul, ya que ETIAS simplemente será una autorización electrónica de viaje para entrar a Europa. A fines del año 2022, los ciudadanos de 60 países elegibles tendrán que obtener en línea el permiso ETIAS para poder viajar a los países miembros del Espacio Schengen.

ETIAS será válida por 3 años consecutivos y otorgará estancias de hasta 90 días, por lo tanto, ETIAS no podrá utilizarse para vivir, estudiar o trabajar en Europa.

En el año 2016, Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, se comprometió a hacer de un Europa una región más segura. La inmigración descontrolada y los ataques terroristas en años recientes son dos de los motivos principales por los cuales ETIAS y otras medidas de seguridad serán implementadas para proteger el territorio europeo.

¿Quién puede solicitar la tarjeta azul Europea?

La tarjeta azul UE solamente pueden solicitarla personas altamente cualificadas en sus profesiones. Pueden obtener la tarjeta azul extranjeros no comunitarios que vayan a realizar una actividad laboral para la que se requiera una cualificación de enseñanza superior.

Básicamente, la tarjeta azul ha sido diseñada para atraer talento y está destinada a personas capacitadas que desean desarrollarse o trabajar en Europa. Cada país Europeo determina el número de tarjetas azules que otorga cada año.

¿A qué se refiere la UE con cualificación de enseñanza superior?

Las personas con cualificación de enseñanza superior son aquellas que han seguido una formación de enseñanza de duración mínima de tres años y que proporcione el nivel de cualificación necesario para ejercer una profesión que exija un alto nivel de capacitación o para ingresar en un programa de investigación avanzado.

¿Cómo solicitar la tarjeta azul para trabajar en Europa?

Las personas que pueden solicitar la tarjeta azul Europea deben presentar:

  • Un contrato válido o una oferta firme de empleo por un mínimo de un año, y que ofrezca un salario mínimo 1.5 veces el salario bruto anual medio del paíse de la UE en el que se desea trabajar
  • Documentos que acrediten que posee las cualificaciones necesarias
  • Un documento de viaje válido y en caso necesario, un visado
  • Prueba de que se dispone de un seguro médico

Los países miembros de la UE pueden rechazar la solicitud de la tarjeta azul si la persona no cumple con las condiciones anteriores o si los documentos se han obtenido de forma ilegal, han sido falsificados o manipulados. Si se desea obtener una tarjeta azul, no se puede ser una amenaza para el orden público, la seguridad y la salud pública.

Cada país en la UE determina el número de empleados que admiten. Cuando una solicitud es aceptada, su portador tendrá una tarjeta azul válida durante un período uniforme de 1 a 4 años, en función del país donde se vaya a trabajar. La solicitud se presenta por la persona interesada, o por empleador, esto depende de cada país.

Los titulares de la tarjeta azul UE y sus familias pueden entrar y permanecer en el país de la UE que haya expedido la tarjeta y también pueden moverse libremente a otros países miembros de la UE.

La UE busca mejorar la gestión y seguridad de sus fronteras

Desafortunadamente, no todas las personas que desean trabajar en Europa son personas con altas cualificaciones. Muchos ciudadanos de otros países se ven forzados a huir de ellos para poder escapar de la violencia, el hambre o la persecución política o religiosa. La UE es consciente de esto y está buscando la mejor forma de gestionar las llegadas numerosas de inmigrantes y refugiados. También buscan agilizar la concesión de protección a quienes la necesitan.

En junio de este año (2018) el Parlamento Europeo debatió un nuevo plan para poder afrontar la raíz del incremento de personas que vienen al continente buscando asilo o protección. Una de sus propuestas es impulsar la inversión en los países de origen de los inmigrantes que vienen a Europa. El objetivo es fomentar el crecimiento económico y la generación de empleo.

Además, el Parlamento está trabajando en varias propuestas legislativas para mejorar el control de las fronteras exteriores de la UE y el trato ofrecido tanto a inmigrantes como a refugiados cuando llegan a Europa.