ETIAS para la República Checa

Exención de visa ETIAS para viajar a la República Checa

La República Checa se ha convertido en uno de los destinos turísticos más populares de Europa desde la caída del muro de Berlín en 1989.

Sin litoral y situado en Europa central, confina Alemania al oeste, Eslovaquia al este, Polonia al norte, y Austria al sur. Tiene una población de 10,6 millones habitantes, con 1,2 millones viviendo en Praga, la ciudad capital.

Praga es el destino turístico número uno en la República Checa y es una ciudad fascinante y famosa por su arquitectura gótica.

La República Checa no es geográficamente grande, aunque tiene una rica historia y una población diversa. Checos, alemanes, judíos y eslovacos han habitado el país y los comerciantes franceses y canteros italianos también se establecieron en la zona durante la edad media. La nación es bendecida con decenas de castillos, monasterios y otras grandes estructuras.

República Checa como parte de la Unión Europea

La República Checa es miembro de la Unión Europea junto con la mayoría de los países del continente. Forma parte del mercado único, de la moneda única (el euro) y del espacio Schengen.

El acuerdo Schengen permite a las personas de los países miembros moverse libremente y sin necesidad de visado. Los viajeros que viajan a la República Checa desde otros países Schengen no necesitan una visa para visitar la República Checa.

Los visitantes procedentes de fuera del espacio Schengen se dividen en dos categorías: ciudadanos de países elegibles para obtener una exención de visa ETIAS de la República Checa (de 2021), y aquellos de países no elegibles que necesitan una visa Schengen para entrar.

La República Checa se convirtió oficialmente en miembro de la Unión Europea en el 2004 tras un referéndum en el que el 77,3% votó a favor. Desde su incorporación, la República Checa ha trabajado con sus socios europeos para adaptar y desarrollar nuevas iniciativas como la autorización ETIAS para Europa, que será un requisito migratorio obligatorio desde el 2021.

Visitando la República Checa

La larga y fascinante historia de la República Checa es visible en todo el país. Su ubicación en el corazón del antiguo Imperio Austro-Húngaro ha dejado a la República Checa con un pasado turbulento. Sus paisajes montañosos están salpicados de castillos, monasterios, palacios y pueblos medievales. Más turistas visitan el país cada año, aunque la mayoría sólo ve Praga.

Praga es el epicentro de la cultura Checa y una de las ciudades más visitadas de Europa. Su arquitectura gótica está increíblemente bien preservada y es la principal atracción de la ciudad. El icónico puente de Carlos conecta los dos barrios históricos que están separados por el río Moldava.

Junto con París y Viena, Praga es una de las ciudades más bellas de Europa. Algunos de los puntos destacados incluyen las torres de la Catedral de San Vito y el convento de Santa Inés. Las galerías de arte de Praga también contienen su parte justa de obras maestras.

Para ser un país pequeño, hay abundancia de cosas interesantes para ver en la República Checa. A poca distancia de Praga hay algunas atracciones como las Termas de Karlovy Vary, el castillo gótico gigante de Karlstejn, y el lugar de nacimiento de Pilsner: Plzen.

Además de su selección de cerveza cultivada en casa, que es la mejor de Europa, la República Checa también produce algunos vinos de clase mundial. La región vinícola de Monrovia es el mejor lugar para degustar algunos vinos checos.

Fuera de Praga hay numerosas ciudades medievales, balnearios y parques nacionales. Los bosques salvajes de Cesky Krumlov fueron merecidamente reconocidos como patrimonio de la humanidad por la UNESCO y proporcionan una experiencia inolvidable. También vale la pena visitar las animadas ciudades de Olomouc y Brno.

Requisitos ETIAS para la República Checa

A partir del 2021, la autorización europea ETIAS será un requisito migratorio para los ciudadanos de los países elegibles que quieran viajar a la República Checa. ETIAS para la República Checa permitirá que los viajeros que no sean del Espacio Schengen ingresen al país por períodos de hasta 90 días.

Para obtener con éxito un permiso de viaje ETIAS para la República Checa, los solicitantes deben completar el formulario ETIAS y cumplir con algunos requisitos básicos. Para solicitar ETIAS para la República Checa es necesario introducir los detalles del pasaporte y alguna información básica como el nombre, la dirección y la fecha de nacimiento, y responder a algunas preguntas relacionadas con la salud del viajero y sus antecedentes.

Los solicitantes de ETIAS son examinados antes de que la exención de visa ETIAS para la República Checa sea aprobada. Los detalles proporcionados en la aplicación se comprueban con varias bases de datos, incluyendo la de Interpol. Cuando ETIAS para la República Checa es aprobada, el solicitante recibirá la confirmación en su correo electrónico.

Top

Al usar nuestro sitio web, acepta nuestra Política de Cookies. Haga clic aquí para saber más. Haga clic aquí Para saber más. Acepto