ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 18 de marzo de 2020

La Unión Europea cerrará todas sus fronteras exteriores para los nacionales de terceros países, según las directrices de la UE para frenar la propagación del coronavirus entre los ciudadanos europeos.

La Comisión Europea anunció el lunes 16 marzo de 2020 sus medidas de gestión de fronteras relacionadas con la salud para evitar una mayor propagación del virus conocido como Covid-19. La propuesta más importante es el plan de viaje temporal no esencial, que se traduce en una restricción de entrada de 30 días y en el cierre de todas las fronteras exteriores para los nacionales de terceros países que planeaban visitar la Unión Europea.

"Es importante que nuestro sistema de atención médica sea capaz de atender la cantidad de pacientes que están gravemente enfermos y, por lo tanto, es de suma importancia (...) ralentizar el contexto social, ralentizar la vida pública y reducir la propagación del virus”, dijo Ursula von der Leyen, Presidenta de la Comisión Europea, en una conferencia de prensa ofrecida junto con Charles Michel, Presidente del Consejo Europeo, después de su video llamada con miembros del grupo G7.

No obstante, von der Leyen especificó que habrá exenciones para estas restricciones de viaje a Europa de 30 días. La lista de ciudadanos que podrán ingresar a la UE cuando tenga lugar la medida de viaje no esencial incluye, pero no se limita, a los siguientes grupos:

  • Ciudadanos de la Unión Europea que regresan a sus países de residencia.
  • Trabajadores sanitarios, como médicos y enfermeras.
  • Miembros de la comunidad científica que trabajan en soluciones para esta crisis de salud.
  • Ciudadanos que viajan diariamente a las fronteras (p. ej., trabajadores que necesitan prestar servicios en ambos lados de la frontera).

Según Michel, estas restricciones para viajar a Europa "tienen como objetivo reducir los movimientos que no son necesarios y, al mismo tiempo, garantizar el movimiento de mercancías y mantener la integridad del mercado interior".

El Presidente del Consejo Europeo también expresó su “ pleno apoyo a todos los profesionales de la salud que trabajan día y noche para combatir esta crisis. Seamos claros: sabemos que esta crisis será difícil y tomará tiempo, por lo que será esencial estar unidos”.

Ursula von der Leyen, por otro lado, enfatizó que "la UE ha establecido un marco ambicioso y no dudaremos en tomar nuevas medidas según vaya evolucionando esta situación". Cuando se le preguntó sobre la situación de Reino Unido, von der Leyen respondió: "los ciudadanos de Reino Unido son ciudadanos europeos, por lo que, por supuesto, no hay restricciones para que los ciudadanos del Reino Unido viajen al continente".

Cabe destacar que estas medidas ya han sido revisadas y aprobadas por todos los Estados miembros.

Medidas económicas para frenar el impacto del coronavirus en Europa

Ya hay bastantes iniciativas concretas en marcha para proteger los mercados europeos y controlar el impacto económico del Covid-19 dentro de la región.

Las siguientes son algunas de las medidas económicas coordinadas a nivel europeo en la actualidad:

  • 37 mil millones de euros disponibles a través de la “Iniciativa de Inversión Corona Response” para los sistemas de salud europeos.
  • 8 mil millones de euros de capital de trabajo préstamos para un total de 100.000 empresas europeas.
  • Inversión de 10.000 millones de euros, especialmente destinada a acelerar la recuperación de pequeñas y medianas empresas (PYME) y empresas de mediana capitalización. Se espera que pronto se desplieguen otros 10 mil millones de euros del presupuesto de la UE.

En este sentido, la relación entre salud y economía es muy estrecha: "Los Estados miembros, los gobiernos y los estados están haciendo todo lo posible para proteger a su gente, pero de hecho tenemos que tener mucho cuidado y encontrar el equilibrio adecuado", dijo von der Leyen. "Por un lado, restringir el contexto social y, por lo tanto, la propagación del virus, pero por otro lado, no obstaculizar nuestro mercado único porque en este momento necesitamos un mercado único que funcione muy bien para entregar nuestros productos".

La política económica establecida por la UE con respecto al brote de coronavirus sugiere la creación de iniciativas nacionales que deben funcionar como "estabilizadores automáticos" para garantizar que las consecuencias económicas de Covid-19 sean mínimas. Algunas de las propuestas son:

  • Gasto fiscal inmediato para contener y tratar la enfermedad.
  • Soporte de liquidez para empresas locales.
  • Apoyo laboral a corto plazo, extensiones de la paga por enfermedad y/o subsidios de desempleo para los trabajadores afectados con el fin de "evitar pérdidas de empleo e ingresos".

Además de estas medidas económicas, tanto von der Leyen como Michel anunciaron la implementación de corredores verdes, que son carriles rápidos "para que los atascos de tráfico terminen y tengamos un flujo de mercancías rápido " dentro de los países de la Unión Europea. Esto significa que también habrá restricciones de entrada a Europa para el transporte de mercancías no esenciales.

El documento generado por la UE con las directrices de gestión de fronteras especifica la regulación para estos corredores especiales:

  • El transporte sin obstáculos de mercancías debe centrarse principalmente en "bienes esenciales, como suministros de alimentos, incluido el ganado, los equipos médicos y los suministros de protección vitales".
  • Facilitación de movilidad segura para los trabajadores del transporte, "incluidos los conductores de camiones y trenes, pilotos y tripulaciones aéreas a través de las fronteras internas y externas".

Fronteras internas frente a fronteras externas: restricciones de viaje de la UE

Además, las autoridades europeas han proporcionado recomendaciones especiales al aplicar restricciones de entrada tanto para las fronteras internas como para las fronteras externas.

En el caso de las fronteras internas durante el brote de Covid-19, la Comisión Europea y el Consejo Europeo declaran que:

  • Los Estados miembros "pueden reintroducir controles fronterizos temporales si están justificados por razones de política pública o seguridad interna". Si es así, cada país debe notificar esta decisión de conformidad con el Código de Fronteras Schengen.
  • Las medidas de control deben aplicarse "de manera proporcionada" (es decir, sin ningún tipo de sesgo de discriminación). Por ejemplo, si una persona está claramente enferma, no se le debe negar la entrada, pero estarían sujetos a medidas especiales.
  • Los controles de salud para los ciudadanos que ingresan en el territorio de cualquier Estado miembro pueden realizarse sin una reintroducción formal de los controles fronterizos internos. Estos controles de salud no deberían crear mayores tiempos de espera y colas, ya que esto aumentaría el riesgo de infección de personas.

En el caso de las fronteras exteriores, la UE propone las siguientes medidas provisionales para aplicar las restricciones de acceso a Europa:

  • Actualmente, todas las personas que intentan ingresar al área de Schengen, nacionales de la UE y de otros países, están sujetas a controles sistemáticos en los pasos fronterizos, que incluyen controles de salud.
  • Los Estados miembros pueden rechazar la entrada a nacionales de terceros países no residentes que presenten síntomas de Covid-19 y/o hayan estado expuestos a condiciones de riesgo.
  • Cualquier denegación de entrada debe ser proporcional y no discriminatoria, "previa consulta con las autoridades sanitarias". Como guía, un ciudadano no perteneciente a la UE al que se le notifique una denegación de entrada en estas circunstancias especiales debe cumplir con los criterios de ser considerado una amenaza para la salud pública.
  • El aislamiento o la cuarentena son medidas alternativas válidas a una denegación de entrada.

A este respecto, Ursula von der Leyen declaró que "la cuestión más importante es que los países vecinos coordinen sus medidas para que podamos transmitir el mismo mensaje a la gente" en relación a las restricciones de viaje a Europa y dentro del espacio europeo.

Medidas de Coronavirus tomadas por los Estados miembros de la UE: hitos principales

La Comisión Europea y los Estados miembros han dejado claro que los objetivos principales durante esta crisis de salud deben ser: 1) garantizar la capacidad suficiente de los sistemas de salud y los sistemas de protección civil en toda Europa para preservar el bienestar de los ciudadanos; 2) proteger y ayudar a las empresas y a los trabajadores que han sido afectados; 3) generar una respuesta coordinada para proteger las economías de los estados miembros.

En ese sentido, durante las últimas semanas, muchos estados miembros han puesto en marcha una serie de medidas para proteger a sus ciudadanos y su economía de los efectos del Covid-19. La siguiente es una breve cronología de los principales hitos por país de la UE, así como otros datos importantes relacionados con la propagación del virus en todo el mundo:

Estadísticas globales sobre el Covid-19

  • Número de casos confirmados de Coronavirus en todo el mundo: 182.413 (a fecha 17/03)
  • Países con el mayor número de casos en todo el mundo (en orden): China, Italia, Irán, España.

Italia

  • 21 de febrero de 2020: se detecta el primer caso Covid-19 en Codogno, provincia de Lodi, Lombardia (norte de Italia)
  • 10 de marzo de 2020: el primer ministro Giuseppe Conte declara la alerta de “zona roja” para todo el país.
  • 16 de marzo de 2020: el gobierno aprueba 25 mil millones de euros (28 mil millones de dólares) para frenar la propagación del virus.
  • 17 de marzo de 2020: la tasa de mortalidad actual es del 6,6%. El país está a punto de llegar a 30.000 casos confirmados y más de 2.000 muertes.

Francia

  • 17 de marzo de 2020: Emmanuel Macron advierte “estamos en guerra” y anuncia el lanzamiento de 45 mil millones de euros (50 mil millones de dólares) para ayudar a las pequeñas empresas y a los trabajadores que luchan contra el brote de Covid-19.
  • 19 de marzo de 2020: el país cierra sus fronteras.

España

  • 31 de enero de 2020: La Gomera, en las Islas Canarias, registra el primer caso de Coronavirus, un ciudadano de Alemania que es aislado y analizado por profesionales de la salud.
  • 24 de febrero de 2020: el número de casos crece rápidamente debido a la llegada de ciudadanos infectados que recientemente viajaron a Italia.
  • 14 de marzo de 2020: Pedro Sánchez declara el “estado de alarma” a nivel nacional.
  • 17 de marzo de 2020: el Consejo de Ministros presenta un paquete de medidas económicas para reducir los efectos negativos provocados por el Covid-19 con un total de 200 mil millones de euros inyectados en la economía, lo que representa casi el 20% del PIB anual de España.

Reino Unido

  • 3 de marzo de 2020: el Primer Ministro Boris Johnson propone un plan para la 'inmunidad colectiva' dentro de la nación como una forma de reducir la transmisión y anuncia que el gobierno ya no intentará rastrear los contactos de cada caso sospechoso.
  • 16 de marzo de 2020: un nuevo informe, preparado por un equipo de expertos del Imperial College de Londres, advierte que la amenaza actual para la salud pública es la "más grave" de un virus respiratorio desde la gripe española de 1918.
  • 17 de marzo de 2020: el gobierno advierte a los británicos que eviten el contacto no esencial a medida que aumenta el número de muertos por Covid-19.