¿Qué depara el futuro para los turistas británicos que desean visitar Europa? Gran Bretaña se prepara para salir de la Unión Europea el 31 de octubre, pero ambas partes siguen sin ponerse de acuerdo. La opción más probable parece la de la salida sin acuerdo, sin embargo aún existe la posibilidad de que se llegue a un pacto.

Los ciudadanos británicos han disfrutado de libertad de movimiento en Europa desde su entrada en UE en 1973, pero ¿seguirá esto siendo así después del Brexit?

ETIAS, el Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes (SEIAV), está siendo desarrollado por la Unión Europea tras un acuerdo entre el Parlamento Europeo y la Comisión Europea. Para la UE, es necesario implementar un sistema de control de inmigración para el Espacio Schengen similar al ESTA de EE.UU., ETA canadiense o australiano.

La implementación de ETIAS en 2021 genera ciertas preguntas: ¿qué significa ETIAS para los británicos? ¿Los ciudadanos británicos podrán visitar Europa después del Brexit sin una visa? ¿Qué deben hacer los ciudadanos británicos antes de viajar a la Zona Schengen? A partir de ese año, los ciudadanos de Gran Bretaña no podrán entrar en la zona Schengen utilizando solo el pasaporte; la UE ya ha confirmado que para visitar el continente europeo deberán pagar una comisión y solicitar online la autorización de viaje ETIAS.

¿Qué cambiará para los ciudadanos del Reino Unido que deseen visitar Europa?

Actualmente, los titulares de pasaportes del Reino Unido pueden viajar a cualquier parte de la UE sin tener que obtener una visa o una autorización de viaje. Esta fue una de las muchas ventajas de ser parte de la Unión Europea, la cual permite la libre circulación de personas entre sus estados miembros.

En el momento en que el Reino Unido se retire de la UE, los ciudadanos británicos se convertirán en "nacionales de terceros países" y habrán perdido el derecho automático de admisión a otras naciones europeas. Esto significa que los ciudadanos del Reino Unido tendrán que obtener una autorización de viaje de ETIAS para visitar el Área de Schengen.

La exención de visa ETIAS para Europa está siendo desarrollada y estructurada. Debería implementarse en el año 2021 y los viajeros de países elegibles tendrán que completar la solicitud ETIAS en línea con un pasaporte válido y una dirección de correo electrónico. El proceso es sencillo

Ya en abril de 2018, los embajadores de la UE confirmaron que se había llegado a un acuerdo entre la Presidencia del Consejo y el Parlamento Europeo. Representantes del sistema ETIAS dijeron que el "acuerdo es otro paso importante en la protección de las fronteras externas de la UE". ETIAS se está creando para mejorar la seguridad de la región europea y su implementación debe contribuir al control de la inmigración.

La fecha del Brexit está fijada para el 31 de octubre. Parece complicado que pueda llegarse a un acuerdo con unos plazos de tiempo tan ajustados, lo que significa que o bien el Reino Unido sale de la UE sin acuerdo o que se pacta una extensión.

Ante estas alternativas la incertidumbre es creciente, pero según la Unión Europea y el gobierno del Reino Unido, los ciudadanos británicos solo necesitarán su pasaporte para viajar a los países del área Schengen hasta la implantación de ETIAS.

¿Qué tienen que hacer los ciudadanos con pasaporte británico para obtener ETIAS?

En el año 2021, los ciudadanos británicos que deseen viajar a cualquier país europeo del espacio Schengen deberán solicitar en línea la exención de visa ETIAS. El proceso tardará aproximadamente 10 minutos en completarse. El formulario de solicitud en línea de ETIAS es sencillo y la mayoría de los solicitantes recibirán una respuesta rápida.

El formulario ETIAS incluirá preguntas sobre la salud del solicitante, antecedentes penales, detalles personales e información de viaje. La persona que desee viajar a Europa también tendrá que pagar una tarifa ETIAS.

Desventajas para los nacionales británicos que visitan Europa, Post-Brexit

¿Qué significa ETIAS para los británicos que viajan a Europa por negocios y vacaciones después de Brexit? Aunque no será un proceso largo o complicado, solicitar la exención de visa ETIAS tiene algunas desventajas para los turistas británicos después del Brexit.

El primer y más obvio aspecto negativo de la autorización de viaje ETIAS para ciudadanos británicos es que, a diferencia del proceso actual de viajar a Europa simplemente con un pasaporte británico y sin documentos o requisitos adicionales, todos los ciudadanos elegibles deberán completar la solicitud ETIAS antes.

Otra desventaja para los ciudadanos británicos con respecto a ETIAS es que el precio actual podría cambiar y los británicos podrían pagar más para viajar a Europa por vacaciones o negocios. Es posible que en el futuro, la UE decida aumentar la tarifa de ETIAS para cubrir los costos adicionales que provocará Brexit, lo que podría tener repercusiones para los turistas británicos en Europa.

Finalmente, existe la posibilidad de que a ciertas personas se les negará el permiso ETIAS, se les exigirá proporcionar información adicional o asistir a una entrevista para obtener la exención de visa para visitar Europa.

La solicitud ETIAS cuenta con preguntas sobre el historial de viaje del viajero, su salud y las actividades delictivas que pueden dar a las Autoridades Europeas el derecho a rechazar la entrada a ciudadanos británicos.

La necesidad o no de visado dependerá de la reciprocidad del Reino Unido

La Comisión Europea ha anunciado que los ciudadanos británicos no van a necesitar visados para visitar la Unión Europea cuando se trate de estancias a corto plazo. Sin embargo, este anuncio depende de la reciprocidad del Reino Unido en ofrecer un acceso sin visado a los ciudadanos de la Unión Europea.

El 1 de febrero de 2019, el Consejo Europeo declaró que “De acuerdo con las normas de la UE, la exención de visa se otorga bajo condición de reciprocidad. El gobierno del Reino Unido ha anunciado que no tiene la intención de exigir una visa a los ciudadanos de la UE que viajan al Reino Unido para estancias cortas. En el caso de que el Reino Unido introduzca un requisito de visado para los nacionales de uno o más de los estado miembros en el futuro, la Unión Europea aplicaría el mecanismo de reciprocidad existente y las tres instituciones y los estados miembros se comprometerían a actuar sin demora en la aplicación del mecanismo". Esto significa que las propuestas actuales podrían cambiar dependiendo de la posición que adopte finalmente el Reino Unido con respecto a los derechos de los ciudadanos de la UE. El gobierno británico ya ha anunciado que el Brexit acabará con la libertad de movimiento, pero está por ver si esto es solo parte de una retórica dura o si se trata realmente de una política realista.